ELOPEMENT – BODAS ÍNTIMAS EN GUADALAJARA

¿Quién dijo que para casarse hay que complicarse?

¿Te suena el término «elopement»?

Elopement significa «fugarse», algo así como «huir sin mirar atrás»,  por lo que estamos hablando de «Bodas de escapada o en secreto»

Aunque pueda parecer una «moda de ahora«, en realidad ha existido desde siempre. ¿O no habéis visto, por ejemplo,  alguna pareja de famosos que se han fugado a un lugar de ensueño para casarse en la más escrupulosa intimidad?

O en las películas, cuando la pareja decide fugarse y formalizar su enlace lejos de sus familias o amigos que no aprobaban su unión, o simplemente porque deciden realizar su boda improvisada en un rincón súper romántico en una playa, o, cómo no, las tan famosas bodas en Las Vegas.

Afortunadamente, hoy en día, lejos de esos motivos, no es necesario hacerlo por huir de nada ni de nadie, y simplemente podéis hacerlo porque sois libres de ello.

No tenéis que demostrar nada a nadie excepto a vosotros mismos, y lo podréis hacer exactamente como vosotros queráis.

Boda íntima en Guadalajara. Boda Elopement. Fotografía de bodas. Mónica López

Boda íntima en Guadalajara. Boda Elopement. Fotografía de bodas. Mónica López

Olvidaos del qué dirán por completo

Si sois una pareja que queréis daros el Sí, quiero en intimidad y libertad, sin sentiros atados a tradiciones, compromisos ni protocolos, seguid leyendo, esta puede ser vuestra mejor elección.

No tenéis por qué retrasar vuestra boda

Quiero haceros una pregunta: ¿Cómo os habéis imaginado la boda de vuestros sueños?

Quizá tenéis muchas ganas de dar el paso, y el tema de toda la organización, logística,  gastos, y para más INRI, todas las restricciones que tenemos ahora mismo, os está frenando un poco, o directamente en seco.

Estamos habituados a bodas a lo grande, ya sean religiosas o civiles, la que más y la que menos, tiende a cumplir el patrón establecido, con su número enorme de invitados, su banquete de lujo, y, lo mejor, una fiesta hasta que los pies no puedan más…

Y, seamos honestos, ¡NOS ENCANTAN!

Un elopement es una opción para parejas que quieren algo íntimo y disfrutar de su momento como pareja sin estar pendientes de demasiados preparativos, invitados y timming.

Elegir este tipo de alternativa para vuestro enlace, no quiere decir que, más adelante, no lo celebréis por todo lo alto con todos vuestros seres queridos, ni mucho menos, pero será la opción ideal si teníais en mente celebrar vuestra unión este año, bien porque vuestra fecha fuese especial o por los motivos que os hicieran decidir que éste era vuestro año, ¡no tiene por qué dejar de serlo!

Por el momento, parece ser que el panorama nupcial tal y como lo conocíamos, va a esperar un poco por la situación actual con del Covid-19, pero…¿por qué no probar esta alternativa tan íntima y romántica?

No hay nada escrito

Yo siempre aconsejo a mis parejas que no se dejen influir por las opiniones o compromisos de nadie, ya que creo que cada boda tiene que ser, al detalle, como cada pareja sienta que debe ser, sin sentir presión por seguir protocolos establecidos o «quedar bien«.

Con este tipo de celebración tan libre, esto se cumple al 100%.

Las bodas elopement son, por definición, bodas con personalidad

Boda íntima en Guadalajara. Boda Elopement. Fotografía de bodas. Mónica López

Boda íntima en Guadalajara. Boda Elopement. Fotografía de bodas. Mónica López

Es posible que estéis pensando: «¿Y para qué vamos a celebrarlo así solo los dos?»

Y sólo se me ocurre responder a eso:

«¿Y a quién más necesitáis para celebrar vuestro amor?»

Quizá dicho así suena un poco cursi, pero, ¿acaso no es cierto?

Una celebración en la que sólo importáis vosotros dos, en la que podréis sentir que el tiempo se detiene y que el resto del mundo no importa.

VUESTRO MOMENTO

En este estilo de celebración participan los novios, el oficiante de la ceremonia y la fotógrafa  y/o videógrafo para captarlo todo.

Pero, aunque no vais a contar con todo vuestro entorno social, sí que al menos necesitaréis dos testigos si queréis formalizar legalmente vuestra unión, y seguro que hay alguna persona VIP que no puede faltar en vuestro momento.

También se puede considerar «boda elopement» con hasta 20 o 25 invitados como máximo, aunque como os vengo contando, se caracterizan más por una estricta intimidad.

Esta alternativa informal está siendo la más elegida para parejas como vosotros que no queréis renunciar a vuestro momento para compartirlo en la intimidad, y ¡ya celebraremos con todos cuando se pueda!

Informal no significa cutre, descuidado ni mal organizado. ¡Para nada!

No quiere decir que estas bodas no estén igual de organizadas que un enlace más convencional como los que estamos acostumbrados a ver. Pueden llevar toda la organización que vosotros queráis, o dar rienda suelta a la improvisación, aunque sí que es conveniente tener en cuenta algún detalle.

No tienes por qué renunciar a llevar el vestido o traje que tú quieras, ya sea más o menos tradicional, y además podrás darle tu toque personal según tu propio estilo (aunque esto te lo recomiendo igual sea cual sea tu tipo de celebración. Es más, te pido por favor que tu vestido sea TU VESTIDO, o tu traje sea TU TRAJE, sin dejarte llevar por nada ni por nadie 😉 )

Elegid un lugar que sencillamente os encante para daros el Sí, quiero: Campo, playa, montaña, bosque, pueblo, finca, jardín…  El abanico de opciones es amplísimo, ya que no tenéis que contar prácticamente con nadie para dar rienda suelta a la celebración de vuestros sueños y podéis elegir cualquier destino o rincón para vuestra ceremonia.

Respecto a la temporada, es importante tener en cuenta la climatología, pero no dejaría de ser algo tremendamente romántico si llueve, nieva o hace frío y tenéis que abrazaros como si no existiera nadie más en el mundo, ¿no os parece?

Al ser una celebración tan íntima, no tenéis ninguna limitación respecto al espacio, además de ser totalmente una boda eco friendly ya que apenas se generan residuos como en una celebración mucho más amplia.

Podéis hacer previamente el tema del papeleo oficial, según queráis que la ceremonia sea legal o sea simbólica. Con la primera opción, necesitaréis contar con un oficiante profesional, y con la segunda,  el oficiante puede ser literalmente quien queráis (un familiar, un amigo…)

Además, no tenéis por qué hacer una sesión de pareja como posiblemente tengáis como concepto tras la ceremonia. ¿Por qué no organizar una actividad diferente y original para vosotros dos y para vuestro pequeño círculo de invitados si contáis con él este día? Escalada, gymkhana, pic nic… ¡Lo que se os ocurra!

Algo que sí que os diría que no puede faltar por improvisado y diferente que decidáis hacerlo, es un altar.

Recordad que es en este lugar en donde realizaréis el intercambio de anillos, pulseras, o lo que elijáis, y también donde leeréis vuestros votos. Será el epicentro de vuestra celebración, pero eso sí, puede ser como más os guste. Hay infinidad de ideas para altares originales y preciosos, desde estructuras de madera triangulares o rectangulares, decoradas como gustéis, a acomodar un rinconcito entre árboles, o piedras… ¡Dejad volar la imaginación!

Respecto a los votos, son el momento más emotivo de la ceremonia, donde miraréis a vuestra pareja a los ojos y le diréis todo lo que sentís, lo hayáis preparado previamente, lo estéis leyendo, o lo estéis dejando emanar desde vuestro interior.

Regalaos este precioso momento sólo para los dos

Os aconsejo no dejar de capturar este tipo de celebración de la mano de un profesional, por pequeña e íntima que sea, ya que para vosotros será un recuerdo totalmente único y especial, y además podréis mostrarlo a quien queráis, e incluso lucirlo si decidís celebrarlo con más invitados más adelante.

Personalmente, me gusta conoceros un poco antes de vuestra boda, conocer vuestra historia, y así crear un vínculo confianza con vosotros. La conexión  y la empatía con vuestro fotógrafo hará que no sintáis que hay un extraño con vosotros en un momento tan especial, y todo sencillamente fluya.

Boda íntima en Guadalajara. Boda Elopement. Fotografía de bodas. Mónica López

Boda íntima en Guadalajara. Boda Elopement. Fotografía de bodas. Mónica López

Por si todavía os lo estáis preguntado, y tenéis algo de miedo a la respuesta, el coste de un reportaje para una boda elopement no es el mismo que para una boda con toda su celebración, ya que, además de ajustarse a las circunstancias, no conlleva ni la mitad de horas que éstas, por lo que es más económica.

Además, como fotógrafa de boda os tengo preparada una promoción especial para elopement o bodas íntimas en Guadalajara si habéis decidido casaros de este modo durante este año 2020, por lo que no dudéis ni un segundo en poneros en contacto conmigo y os informaré de todo lo que necesitéis.

¿Os atrevéis a celebrar vuestra propia boda elopement?

 

 

Esta entrada fue publicada en Sesiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *